El engaño del Rayo a un joven: duerme en el suelo, no cobra…


Jean Paul N’Djoli (20 años) dejó su vida en Francia para unirse al Rayo Vallecano. Le prometieron un contrato para tratar de cambiárselo poco después, tras haber destacado en la pretemporada con el ‘B’. No aceptó porque suponía cobrar la mitad de buenas a primeras. Así estuvo dos meses, entrenando y sin contrato firmado, sin cobrar, hasta que ha denunciado la situación en la Cadena SER, hecho que le ha costado ser apartado de las prácticas con el equipo

«En el apartamento somos siete para cuatro habitaciones, hay dos baños, pero solo funciona uno. Hay un baño para siete jugadores que entrenamos a la misma hora. En dos de las habitaciones no hay ni cama, solo hay un colchón», explica N’Djoli, dejando entrever que no es el único integrante del equipo vallecano que vive esta situación.

El delantero francés llegó este verano procedente del Évreux Football Club 27 con el sueño de jugar en la Liga Santander, pero la vida en su nuevo club no está yendo como se esperaba. «Tenemos un sofá en el salón, pero no nos podemos ni sentar porque hay agujeros por todo el sofá. El club no paga a la persnoa que viene a cocinar y a limpiar, entonces tampoco hace la compra porque no la pagan. Lógicamente no va a trabajar gratis para nosotros. Pagamos nuestra propia comida con el dinero que nos dan nuestras familias. A los más jóvenes tratamos de ayudarlos entre todos», explica.

<> es una información de Sección Primera División de la Liga Española – LaLiga | Fútbol | Diario AS


BEST APUESTAS

Comparador de apuestas deportivas

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *